miércoles, 4 de febrero de 2009

Cuatro ejecutivos de Google acusados de difamación y violación de la intimidad

Los tentáculos de Google se han extendido por toda la Red y su ilimitada expansión le ha generado no pocos problemas. Se ha pegado con los propietarios de los derechos de autor, tanto por sus aventuras en el mundo editorial como por el material que los usuarios suben a Youtube, y se ha topado con la violación de la intimidad por la ingente cantidad de información de los usuarios que maneja gracias al buscador, a Gmail, Gtalk, Docs, Groups, Blogger, etc.
Youtube, en concreto, es un dolor de cabeza por la gran dificultad para controlar todos los vídeos que suben los internautas (unos 100.000 al día).
El juicio contra cuatro directivos de Google en Italia y Europa que comienza hoy en Milán lo provocó un vídeo colgado en 2006 en el servicio Google Vídeo. En él se ve como unos adolescentes pegan a un niño con síndrome de Down.
Durante la primera vista del proceso, el primero de este tipo en el país, el Ayuntamiento de Milán pidió presentarse como parte civil ante la posibilidad que tiene en estos casos la institución del defensor del pueblo para tutelar a las personas con discapacidades.
También hizo la misma petición la asociación 'Vividown', que se ocupa de la investigación científica y la tutela de personas con síndrome de Down।

“La violencia es inerte en el hombre, esta mas allá de cualquier condición de vida” (Abel Desestress)