viernes, 13 de febrero de 2009

Microsoft quiere evitar que el autor del virus más dañino de los últimos cuatro años quede impune


Microsoft no está dispuesto que el creador de Conficker, el virus también conocido Downadup, no pague por los daños que ha causado। La compañía ha ofrecido una recompensa de 250.000 dólares (algo más de 194.000 euros) para quien le ayude a identificar al autor del malware más dañino de los tres últimos años, que el fabricante de Windows considera un completo ataque criminal.

"La gente que escribió este malware debe rendir cuentas" ha declarado George Stathakopulos, el responsable de las políticas de seguridad de Microsoft en declaraciones a BBCNews। "No estamos dispuestos a quedarnos sentados y permitir que este tipo de actividad quede impune", ha insistido el ejecutivo।


El mensaje que quiere dar Microsoft es que va hacer todo lo que esté en su mano para que quien perjudique a sus clientes tenga que pagar por sus actos.
Downadup empezó a extenderse desde finales de 2008. El gusano se colaba a través de un fallo de seguridad de Windows, que la compañía había corregido que con un parche en el mes de octubre, y una vez infectaba la máquina se replicaba de forma automática en cuanto que se conectaba un dispositivo USB al ordenador o a través de las carpetas comunes de las redes internas de las empresas.
Las empresas de seguridad ya tienen las vacunas pertinentes para este virus, y además, Microsoft vuelve a recordar la importancia de mantener el software de los ordenadores constantemente actualizados para estar expuestos a los menores riesgos posibles.