martes, 1 de septiembre de 2009

No se venderán más lamparitas de 100 watts

Las bombitas incandescentes de 100 watts (vatios) empezarán a desaparecer mañana del mercado europeo, marcando el inicio de la muerte anunciada de todas las lámparas clásicas, que serán reemplazadas por las de nueva generación, mucho más económicas en energía.

A partir de mañana, los establecimientos de la Unión Europea (UE) no podrán hacer nuevos pedidos de lamparitas de 100 watts, por lo que éstas pasarán a la historia una vez se agote el stock. La prohibición se aplicará además a las bombitas de vidrio opaco.

Esta será la primera fase de un calendario fijado a fines de 2008 por Bruselas para retirar de aquí a 2012 todas las bombillas incandescentes, el invento del estadounidense Thomas Edison que revolucionó el mundo a finales del siglo XIX.

Tras el fin de las lamparitas de 100 vatios, en septiembre de 2010 será el turno de las de 75 vatios, al año siguiente de las de 60 y en 2012 de las de 40 y 25 vatios.

Para Bruselas, esta medida --que ya fue aplicada en Cuba, planea hacerlo Estados Unidos y se interrogan al respecto países como Brasil y Argentina --, está llamada a contribuir al objetivo de mejorar la eficacia energética de la UE en un 20% en 2020, con respecto al nivel de 1990.

La Comisión Europea calcula además que cada hogar ahorrará 166 euros de su factura anual de electricidad, lo que representará en conjunto entre 5.000 y 10.000 millones de euros anuales.