miércoles, 23 de septiembre de 2009

Pánfilo termina en un psiquiátrico

uan Carlos González, conocido con el apodo de "Pánfilo", fue liberado de la prisión y enviado a recibir un tratamiento de 21 días contra el alcoholismo en una clínica psiquiátrica, según

Pánfilo

Pánfilo estuvo en prisión por el cargo de "peligrosidad social pre delictiva" (Foto: gentileza YouTube).

Pánfilo había sido condenado a dos años de prisión bajo el cargo de "peligrosidad social pre delictiva", a raíz de declaraciones que aparecieron en un video, en el que, en evidente estado de ebriedad, grita "lo que nos hace falta es jama (comida)".

Rápidamente se convirtió en una especie de héroe entre los opositores al gobierno cubano: el video fue subido a YouTube, nacieron organizaciones y campañas levantando su figura y repitiendo la frase que expresó ante las cámaras.

Después de una segunda aparición de Pánfilo en video, las autoridades lo detuvieron, lo juzgaron y lo condenaron a dos años de prisión. La medida legal fue criticada en todo el mundo, incluso dentro de Cuba por personas afines al gobierno.

Decisión inteligente

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Cuba, Elizardo Sánchez, saludó la decisión de las autoridades judiciales que cambiaron la prisión por un tratamiento médico especializado de tres semanas para curar su adicción al alcohol.

La "peligrosidad social pre delictiva" es una figura legal que permite a los jueces cubanos condenar a una persona antes de que ésta cometa el delito. Se utiliza en casos de prostitución, mercado negro y vagancia.

"Nos parece que estamos en presencia de una decisión inteligente y racional de parte del gobierno de Cuba", dijo Sánchez y agregó que además deberían excarcelar "a todos los prisioneros de conciencia cubanos y a los demás presos por motivos políticos".

La detención de Pánfilo tuvo un alto costo político para el gobierno cubano, ya que la acción fue condenada en todo el mundo, incluso criticaron el hecho personalidades claramente identificadas con la Revolución como el cantautor Amaury Pérez.

Los argumentos dados para su detención parece que se cayeron por su propio peso. Si, como dicen, Pánfilo no trabajaba desde hacía 10 años y sufría de alcoholismo, muchos se preguntan ¿por qué sólo se tomaron medidas cuando éste declaró ante las cámaras que en Cuba hay hambre?

La peligrosidad

La "peligrosidad social pre delictiva" es una figura legal que permite a los jueces cubanos condenar a una persona antes de que ésta cometa el delito. Se utiliza en casos de prostitución, mercado negro y vagancia, aunque esto último no se aplica a las mujeres.

Nos parece que estamos en presencia de una decisión inteligente y racional de parte del gobierno de Cuba

Elizardo Sánchez, presidente de la Comisión de DD.HH. de Cuba

Por ejemplo, si un hombre adulto lleva años sin vinculación laboral -como era el caso de Pánfilo- los jueces presumen que tiene que realizar algún tipo de delito para sobrevivir y lo condenan por "peligrosidad" aunque no puedan probarle nada en concreto.

El problema de esta medida judicial es que es tan elástica que podría utilizarse casi contra cualquier persona. Además, esta "presunción judicial" obliga a los abogados del acusado a "demostrar" que su cliente no delinquirá en el futuro.

Llevado a un extremo, se podría aplicar esta figura legal contra cualquier persona que sobreviva con un salario de U$D17 por mes, porque cualquier juez sabe que ese dinero es insuficiente para vivir, tal como lo dijo el propio presidente Raúl Castro.


“La moral es una estadística tan estable como un huracán” (Abel Desestress)